Hay que ser idiota.

Pero no entendido como lo entiende la gente. No como el imprudente, ni el indolente, mucho menos el que va fingiendo por la vida que es idiota. De esos hay que alejarse lo más lejos posible.   También hay que tener cuidado de los idiotas que van fingiendo por ahí ser algo que no son, … Sigue leyendo Hay que ser idiota.

Anuncio publicitario