No digas nada.

“No digas nada, por favor. Todavía no es tiempo. Guarda el secreto, aunque se te note en la cara. Cueste lo que cueste, no digas nada. Anda, guárdatelo. Por más ganas que tengas de subirte a la torre más alta y que tu grito deje callados a los cuatro vientos, no digas nada. Todavía no. … Sigue leyendo No digas nada.

Sólo palabras.

Ya sé que sólo son palabras. Que ese vacío en el pecho no se llena con frases prefabricadas y que esas lágrimas, no se van a secar si te miento diciéndote que todo pasará. También sé que por mucho que pretenda consolarte y que busque encontrarle otro sentido a todo lo que pasa, nada va … Sigue leyendo Sólo palabras.