El domingo es el día más complicado.

No digo que sea el peor día. Porque no hay forma, pero igual y el más complicado sí.   Incluso me atrevería a decir que el odio que le tienes al lunes puede ser parte de los efectos secundarios de un domingo mal gestionado.   El domingo es el día más complicado, porque nos quedan … Sigue leyendo El domingo es el día más complicado.

No digas nada.

“No digas nada, por favor. Todavía no es tiempo. Guarda el secreto, aunque se te note en la cara. Cueste lo que cueste, no digas nada. Anda, guárdatelo. Por más ganas que tengas de subirte a la torre más alta y que tu grito deje callados a los cuatro vientos, no digas nada. Todavía no. … Sigue leyendo No digas nada.